PRISIONES, LA GRAN OLVIDADA