El año de todos

www.oposicionespenitenciarias.es
www.oposicionespenitenciarias.es
No hay trincheras ni tanques en la calle, pero casi. Estamos (casi) seguros que faltan muy pocas semanas para el primer examen del Cuerpo de Ayudantes y sabemos que estos días son cruciales. Por ese motivo, nos tomamos la libertad de comparar estas últimas jornadas con la preparación para el combate, y queremos no sólo animaros en estas horas sino haceros verdaderamente creer que podéis vencer. Principalmente por un solo motivo: porque realmente podéis hacerlo y está en vuestra mano.
Dentro de ese amplio abanico de consejos que escucharéis de boca de amigos, novios, novias, madres, padres, abuelas, cuñados y demás queridos allegados, nosotros desde luego os sugerimos que evitéis los atracones. Cantidad no es calidad, y es algo que ya habéis comprobado. No tiene ningún sentido invertir doce horas de estudio sin descanso si al día siguiente no sois capaces de retomar el estudio con una mínima capacidad de asimilación.
El cuerpo es bastante sabio (parece mentira, pero lo es), y agradece de forma infinita la regularidad y que seamos fieles a una serie de hábitos. Es por ello que, aunque os parezca absurdo, resulta fundamental que toquéis lo menos posible vuestros días. Vuestros horarios, vuestras costumbres. No alteréis la dieta innecesariamente, no creáis que cinco cafés os mantienen más despiertos, y desde luego tened la plena certeza que “perder” nueve horas de sueño no es perder, sino hacerle un monumental favor al cerebro al dejarle que acomode conocimientos en las entrañas de sus terminales nerviosos.
Mantened el ánimo arriba, estable al menos, y enfocad estas semanas desde la cautela y la prudencia pero desde un optimismo que os permita ir a Madrid ilusionados. La batalla que se pierde es aquella que no se da, y aunque no estamos incitando a la violencia, no podemos engañarnos: estáis luchando por una plaza contra mucha gente. Eso significa lisa y llanamente que tenéis que ir a Madrid con espíritu ganador y con ganas de entregaros en cuerpo y alma. Aquellos que vayáis con la consabida frase de “yo voy por probar, este no es mi año”, tened la absoluta y plena certeza que desde luego no vais a aprobar y que estáis fuera de juego. Tenemos que ser claros en este punto, y un poco duros. Esa actitud está fuera de lugar y desde luego no la toleramos. Sabemos perfectamente que no todo el mundo aprobará, es una cuestión matemática, pero eso no significa que tengamos que ponernos el cartel en la frente de “ya he suspendido antes de hacer el examen”. A Madrid se va a luchar, y si no, no se va. A Madrid se va a entregarse a un examen que os puede cambiar la vida, y si no, no se va. A Madrid se va a opositar y a dejarse la piel, y si no, no se va. Los que creáis que no lleváis suficiente estudio para aprobar este año puede que estés en lo cierto, pero no lo digáis. Haced lo posible ese día, por favor. Porque este año, de momento, es el año de todos.
Qué duda cabe que todo esto es igualmente válido para nuestros futuros psicólogos de prisiones. A ellos les tocará muy pronto pasar por el mismo trance de la espera incierta.
A falta de días para que publiquemos el BOE en nuestras redes con la fecha del examen, sólo podemos repetiros lo que ya os hemos dicho: sois gente muy valiente. Opositar es sólo apto para gente valiente y soñadora, para gente que un día le apeteció desafiarse a sí misma, y para gente que antes o después lo conseguirá.
Y sí, en un sentido o en otro, este es vuestro año. El año de todos. Eso sí os lo podéis poner en la frente.
www.oposicionespenitenciarias.es
 

Written by oposicionesopen

Website: