Entrevista a un ex-opositor, ahora funcionario

www.oposicionespenitenciarias.es
www.oposicionespenitenciarias.es
Hoy os ofrecemos una entrevista con J.G.F, nacido en Murcia en 1979, y actualmente funcionario del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias destinado en las Islas Canarias. Por prudencia, profesionalidad y motivos lógicos de privacidad y seguridad, no reproducimos su nombre completo ni identidad. Sí decir que estudió bachillerato y durante un tiempo estuvo trabajando en diferentes sectores de la empresa privada, hasta que decidió empezar a estudiar esta oposición en el año 2005, ya que tenía conocidos en este medio. Aprobó en el año 2007, la segunda vez que se presentó a los exámenes.
La razón de publicar esta entrevista no es la de aconsejar ni marcar camino alguno a nadie, sino la de dar a conocer el trabajo diario, cotidiano e incluso “anónimo” de uno de los muchos funcionarios de prisiones que ejercen su puesto en alguna de las muchas cárceles de la geografía española. Concretamente, hoy nos centramos en la labor de vigilancia interior, posiblemente la más conocida tarea de los funcionarios de prisiones y del Cuerpo de Ayudantes (aunque no la única). Otro día abordaremos la tarea de oficinas. En el caso de hoy, además, es interesante el hecho de que se trate de alguien que siendo de Murcia, desempeña su trabajo a varios cientos de kilómetros y aun así tenga la capacidad de pasar en su tierra gran parte del mes, siendo esta otra de las facilidades de esta oposición.
Os dejamos con él, y con el trabajo de vigilancia interior, agradeciéndole de antemano la deferencia hacia nosotros como academia y equipo de preparadores.
1. Para todos aquellos que no conocen la función de vigilancia interior, ¿podrías darnos una definición de tus funciones principales?
Creo que la mejor manera de definir las funciones de vigilancia interior es describir un día en mi puesto de trabajo. El día comienza a las 07:30: lo primero que se hace al llegar al módulo es preguntarle al compañero que ha estado en el turno de noche si hay alguna novedad y seguidamente se procede a hacer el recuento de internos en las galerías. Si todo está correcto se firma el recuento y ya nos quedamos a cargo del módulo los funcionarios entrantes. A las 08:00 se procede a la bajada de internos al patio, al reparto del desayuno y la revisión de celdas.
Después del desayuno comienzan todas las actividades regimentales siendo la más importante la preparación de los internos que tienen que salir a diligencias judiciales u hospitalarias. Seguidamente se abren todas las dependencias del módulo: sala de televisión, biblioteca, gimnasio, taller de marquetería, etc. Otro de los momentos importantes del día es el reparto de la medicación y metadona por parte del personal de enfermería en el que hay que estar presente y controlando que todo se desarrolle con normalidad. La mañana continúa con la visita al módulo de todos los profesionales autorizados: psicólogos, trabajadores sociales, maestros, etc. Nuestra función aquí es la de supervisar que estas entrevistas se desarrollen con normalidad y sin altercados, respetando en todo momento la privacidad del interno. La mañana continúa con las labores propias de vigilancia visual para que no haya altercados en el patio y en el resto de dependencias.
A las 13:00 se procede a hacer un recuento en el patio, previo al reparto de la comida. Los internos comen de 13:00 a 13:45 y a las 14:00 se procede a hacer otro recuento, esta vez con los internos en las celdas donde permanecerán hasta las 16:30.
A las 16:30 se procede a la bajada de internos al patio donde permanecerán hasta las 20:00. Durante la tarde se recogen las instancias y las cartas de los internos dejando constancia de cada una de ellas en un libro de registro. A las 19:00 se hace otro recuento en el patio previo a la cena. Los internos cenan de 19:00 a 19:45 procediendo después al reparto de la medicación por parte del personal de enfermería en el que estaremos presentes a modo de control. Después de esto procedemos al cierre de celdas y dependencias y nuestro día se puede decir que ha terminado. A las 21:00 llega el relevo del turno de noche.
2. Muchos opositores al cuerpo de Ayudantes se preguntan sobre la peligrosidad del trabajo con internos, ¿qué les dirías al respecto?
La verdad es que la peligrosidad existe, ya que trabajamos en un medio hostil y con personas que, además de estar privadas de libertad, siguen teniendo sus problemas fuera, y eso hace que no todos los días sean iguales. Nosotros estamos para solucionar un problema en caso de que se presente y que las cosas vuelvan a la normalidad. Pero también es cierto que la tónica general es que no sucedan problemas y el día se desarrolle con tranquilidad.
3. ¿Cuál dirías que es la parte más gratificante de tu trabajo?
La parte más gratificante para mí es que llegue el final del día y que todo haya trascurrido con normalidad, que se hayan desarrollado todas las actividades previstas sin problemas y volver a casa con la sensación de que has contribuido a que todo siga su curso sin incidentes.
4. Tú eres murciano, pero trabajas en las Islas Canarias, ¿cómo lo haces para poder pasar aquí gran parte del mes?
Esta pregunta me la hacen aquí, en Murcia, muy a menudo. Mi puesto de trabajo es V1 (VIGILANCIA INTERIOR 1) y nuestro horario sigue una cadencia de 3 días de trabajo y 5 libres repartidos de la siguiente manera: MAÑANA/TARDE, MAÑANA/TARDE ,NOCHE, LLLLL. Yo lo que hago son turnos dobles sin librar (2 turnos míos y 2 de un compañero) y acumular todas las libranzas al final para poder venirme 20 días. Resumiendo: cuando estoy allí trabajo por mí y por un compañero y cuando estoy aquí, él lo hace por él y por mí.
5. En términos generales, ¿recomendarías esta oposición a quienes nos leen?, ¿Y por qué?
Basándome en mi experiencia, sin lugar a dudas la recomendaría. En mis 9 años en el cuerpo, me siento contento con mi profesión, considero que mi puesto está bien remunerado y, además, me permite disfrutar de mucho tiempo libre fuera del trabajo.
6. ¿Qué crees que debe primar en la preparación a esta oposición?
Supongo que lo más importante es la constancia y llegar a dominar el temario y con esto me refiero a entender qué te preguntan en el examen y qué tipo de exámenes vas a hacer. De nada vale memorizar si luego no eres capaz de interpretar tus conocimientos en un supuesto práctico que es donde se marca la diferencia entre quién aprueba y quién no.
7. ¿Cómo se vive la relación con los internos cuando se pasa con ellos tanto tiempo seguido?
La máxima que yo he utilizado siempre es la de tener claro que los internos son personas y como personas tienen que ser tratados. Desde mi experiencia lo más importante es intentar ser justo con ellos, conocerlos y escucharlos. Y siempre dejándoles claro que tú eres la autoridad y deben respetarte y obedecerte como tal.
8. ¿Qué características personales crees que son recomendables para trabajar en vigilancia interior?
Hay varias que destacaría, entre ellas: la madurez para entender que trabajas en un medio especial, la serenidad para enfrentarte a situaciones que algunas veces pueden ser complicadas, la honestidad para tratar con los internos (desde mi experiencia lo peor que se le puede hacer a un interno es decirle que sí a cosas que luego sabes de antemano que no vas a cumplir) y, sobre todas ellas, el compañerismo (saber trabajar en equipo), ya que es muy importante tener un trato cercano y de confianza con tus compañeros.
9. ¿Qué mensaje trasladarías a todos aquellos que nos leen, nos siguen y están preparando la oposición al Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias?
Es importante seguir las pautas de un preparador, ya que con su experiencia y conocimiento del medio, te irá guiando en el camino de opositar. Además, si es dentro de un grupo en una academia, puedes apoyarte en tus compañeros e ir comparando tu nivel de preparación: no hay que olvidar que competimos por conseguir una plaza.
Desde aquí os mando mucho ánimo. El camino no es fácil pero la recompensa merece la pena, no lo dudéis.
www.oposicionespenitenciarias.es

Written by oposicionesopen

Website: